Animales descomponedores

animales descomponedores Los animales descomponedores son organismos básicos y necesarios en la cadena alimenticia. Estos organismos se encargan de absorber y aprovechar sustancias nutritivas de los restos de animales y plantas. El ejemplo más común de organismos descomponedores son los hongos y las bacterias.  ¿Qué hacen estos organismos? Descomponer los restos hasta transformarlos en materia inorgánica. Podría verse como una especie de “reciclaje” que posee la naturaleza para no desperdiciar materia que aún puede ser utilizada por otros organismos vivos.

Moscas, los animales descomponedores de casa

La mosca, es un insecto volador perteneciente al orden de los dípteros y uno de los animales descomonedores que todos tenemos en casa. Este insecto en su especie conocida y también la mosca carroñera forman parte de casi todos los ecosistemas en todos los hábitats que posee el planeta tierra. A pesar de resultar molestas, estas tienen un impacto extraordinario sobre el ambiente. No solo descomponen la materia fecal y participan en la descomposición de materia vegetal sino también son agentes importantes en la polinización. Las moscas son una de las protagonistas principales en el consumo de cadáveres animales.
En algunas partes del mundo se utilizan las larvas de este insecto para limpiar heridas no cicatrizantes en humanos y animales ya que al colocarse sobre las heridas estas devoran el tejido muerto dejándola así completamente limpia y de esta forma promover el sanado.

Lombrices, descomponedores de la tierra

lombriz descomponedora Las lombrices son otro ejemplo de animales descomponedores. Estas juegan un papel importante para los ecosistemas al igual que las moscas. Contribuyen a la formación de los suelos y también participan en el ciclo del carbono y nitrógeno. Al participar en este último son de suma importancia en las cadenas alimenticias ya que estas reciclan la materia orgánica al ser consumidos por organismos heterotróficos.

La Cochinilla de la humedad

la cochinilla descomponeLos oniscídeos comúnmente llamados cochinillas de la humedad son pequeños crustáceos que habitan en troncos de árboles, piedras o lugares que contengan humedad, de lo contrario morirá en poco tiempo. Al igual que otros animales descomponedores, la cochinilla se alimenta esencialmente de plantas en descomposición y restos animales. Los dientes de las cochinillas están adaptados para comer material sólido como exoesqueletos de insectos muertos, alimento sólido y hojas.